“LOS CLIENTES” DIVINO TESORO

No somos  los únicos que pensamos que nuestros clientes son el DIVINO TESORO que debemos cuidar, mimar y amar.

Book_Floren-22-682x1024

FLORENCIO  MARTINEZ CARBONELL es un joven natural de Murcia ESPAÑA, que estudió

 Enfermería y trabajo en lo relacionado con 

Salud Laboral, por lo que comenzó a conocer el funcionamiento del mundo Empresarial interesándose por el EMPRENDIMIENTO Y LA EMPRESA.

El comenta que La 

Enfermería le ayudo a mejorar su capacidad analítica y a tener un procedimiento de trabajo, lo que le ha sido muy útil como Consultor. En realidad un profesional sanitario tiene muchas similitudes con un consultor en lo que al esquema de trabajo se refiere,- acotó-  En su caminar ha constituído varias empresas fracasando por no haber tenido la VISION adecuada… aprendiendo de estos errores intensíficando su formación y continuando como consultor.  Ahora dispone de un

MBA Executive por ENAE Business School,  Experto Universitario en Community Management y Marketing Online por la UNED, y también cursos relacionados con email marketing, blogging, analítica web, SEO, innovación y modelos de negocio, y en general todo aquello relativo a emprendimiento, internet y marketing.

La crítica empresarial nos da muy buenos alcances de su profesionalismo, nosotros en PRODUCCIONES INTERNACIONALES & PUBLICIDAD A NIVEL MUNDIAL y en LA AGENCIA MUNDIAL DE PRENSA siempre estamos atentos a sus aportes que venimos difundiendo desde hace ya un buen tiempo para el beneficio del empresariado mundial.

Los negocios que funcionan aman a sus clientes

Los negocios que funcionan aman a sus clientes

No me cabe la menor duda de que amar a sus clientes es el secreto de los negocios que funcionan.

No te hablo sólo de Apple, que te tratan como si fueses el jefe cada vez que vas a una Apple Store. Tampoco hablo de Imaginarium, en la que los niños son los auténticos reyes.

Te hablo de cualquier negocio, sin importar su tamaño o su sector. Te hablo de restaurantes, comercios, asesorías, oficios, e incluso tu negocio.

Los negocios que funcionan entienden que todos estamos conectados

En este video esta lo que quiero explicar….

En el vídeo puedes ver a Bobby McFerrin. Le recordarás por la canción “Don’t Worry, Be Happy”, ¿no es así?

Esto es un extracto de una aparición suya en una conferencia sobre neurociencia en la que hablaba de la escala pentatónica, y venía a decir, demostrándolo, que todos los seres humanos estamos unidos por esta escala. La reconocemos y está en nuestro ADN.

Los negocios que funcionan saben esto, y por eso se empeñan en hacer ver a sus clientes que son los protagonistas de todo.

La Asociación de Management de Estados Unidos (American Management Association, AMA) publicó un estudio en el que concluyó lo siguiente:

  • El 68% de los clientes abandona la relación comercial por un trato deficiente.
  • Un cliente insatisfecho comunica si insatisfacción a 10 personas más.
  • Un cliente satisfecho comunica su satisfacción a 5 personas más.

Tom Peters lo expresó de un modo más gráfico, diciendo que reemplazar 1 $ de un cliente perdido costaba 10 $.

¿Ves por qué te hablo de las conexiones entre las personas y cómo se relaciona con los negocios que funcionan?

Antes de salir, conozcámonos un poco

En mi adolescencia, en la que las hormonas aceleraban todo mi comportamiento, esta era una de las frases que más escuchaba cuando me acercaba a proponerle algo a una chica.

Los negocios que funcionan lo hacen porque investigan cómo resolver problemas a sus clientes, y quiénes son sus clientes. Esto hace que los clientes hablen con 5 personas más de lo bien que les tratan.

Te preguntarás cómo conocer a tus clientes, ¿verdad? Pues toma nota de lo que te voy a contar. Da igual si tienes un negocio o estás pensando en ponerlo.

Vas a tener que tomar una serie de decisiones, todas encaminadas a delimitar tu cliente ideal, pues no vale ir a por todos. Enfoque. Esa es la clave.

#1 Cómo es tu cliente

Debes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿De qué genero es?
  • ¿Qué edad tiene?
  • ¿De qué país o región es?
  • ¿Cuál es su trabajo u ocupación?

#2 Cómo piensa

Tienes que aprender a pensar como tu cliente para poder ayudarle mejor:

  • ¿Qué es lo que más le molesta, lo que le causa dolor? Es decir, esta persona sería feliz si resolviese…
  • ¿Cuáles son sus principales miedos y frustraciones? ¿Qué le preocupa?
  • ¿Qué quiere? ¿Cuál es el resultado final que espera? ¿Cuáles son sus verdaderos deseos? ¿Qué quiere conseguir en realidad?
  • ¿Qué tiene tu producto para ayudar a esta persona? ¿Cuáles son los beneficios de tu producto que esta persona no sabe?

#3 Hazle una entrevista

Imagina por un momento que eres la persona a la que has retratado como tu cliente ideal. En serio, los negocios que funcionan lo hacen, y por eso les va bien.

Si te cuesta este ejercicio, escoge gente que conozcas y que tenga el perfil que has definido, y hazles estas preguntas:

  • ¿Cuáles son tus sueños y aspiraciones?
  • ¿Cuáles son tus miedos?
  • ¿Qué es lo que sueles buscar en Google?
  • ¿A quién sigues? ¿De quién tomas consejos?
  • ¿De qué te sueles quejar? ¿Qué te molesta?
  • ¿Por qué cosas estás dispuesto/a a pagar dinero?
  • ¿En qué redes sociales estás? ¿En qué grupos participas?
  • ¿Con quién te relacionas y por qué?

A esto lo llamo la fase de aproximación al cliente, y sirve para tener una base sobre la que trabajar tu modelo de cliente ideal. Más adelante puedes modelar al cliente ideal preguntando a personas reales.

Los negocios que funcionan tienen muy claro quién es su cliente y cómo pueden ayudarle. Invierten un montón de dinero en este asunto, pues saben que a la larga les compensa.

Los negocios que funcionan crecen apoyándose en sus clientes

Hay un arma comercial que pocas empresas suelen emplear con acierto, y son los cuestionarios de satisfacción.

Normalmente, y sobre todo las empresas que han implantado la ISO 9001 u otro estándar de calidad, suelen disponer de cuestionarios para el cliente. Sí, me refiero a esas hojas que nadie rellena…

Los negocios que funcionan saben que a los clientes no les puedes hacer trabajar para ti, y también saben que es fundamental conocer y medir la satisfacción del cliente para poder crecer y ampliar mercado.

Tienes que aprender a hacer divertido que tu cliente rellene una encuesta de satisfacción, y tienes que premiarle por ello. Dile que te cuente qué le gusta (para que lo sigas haciendo) y qué no (para que puedas corregirlo).

Recuerdo el caso de un restaurante que, cuando el encargado detectaba que algún cliente no estaba conforme con algo, iba a la mesa y le preguntaba. Animaba al cliente a expresar su queja o un aspecto a mejorar, y seguidamente le pedía su email o teléfono. Cuando habían corregido lo que el cliente sugería, le llamaban o le enviaban un email, indicándole que podía venir al restaurante a comprobar si ahora habían mejorado, y le invitaban al postre.

Conocer a tus clientes y volcarte en hacerles más felices, esa es la clave de los negocios que funcionan.

photo by: JD Hancock
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s